Lecciones que se aprenden cuando una idea de negocio fracasa

Emprender es una actividad que si bien puede traer muchas satisfacciones, también es el resultado de muchas pruebas de ensayo y error. 

Muchas veces, esa idea de negocio que veíamos tan innovadora y de la que pensábamos que iba a ser aclamada por el público, no funcionó. Todo el tiempo, esfuerzo y dinero invertidos parecen haber sido en vano. Una quiebra no representa solo la pérdida de dinero, sino también de inteligencia emocional. 

Sin embargo, hay dos opciones: quedarse a llorar sobre la leche derramada o aprender de todos esos errores cometidos y corregirlos para que la próxima idea de negocio sí sea exitosa. 

Estas son algunas de esas lecciones que muchos que han fracasado en un negocio, han aprendido. 

1. Cuando ya tocas fondo, todo es cuesta arriba. 

2. El fracaso es tu amigo. 

3. Si te despojas del estatus, te vuelves más creativo. 

4. Te toca elegir entre sufrir el dolor del éxito o el del arrepentimiento. 

5. Siempre hay alguien que está peor que tú. 

6. Nunca, por nada del mundo, te debes rendir. 

7. Los momentos de oscuridad son los de mayor aprendizaje. 

8. No estás solo, siempre habrá alguien con quien conversar. 

9. No se aprende mucho en la abundancia. 

10. Siempre hay algo para agradecer. 

11. Siempre hay algo para aprender. 

De los mayores fracasos es que surgen las más grandes ideas, es cuestión de ver todo desde la perspectiva del perseverante y no desde la del negativo. Una mala racha puede ser una muy buena oportunidad para medir de qué estamos hechos y comenzar a construir algo completamente nuevo, es cuestión de siempre tener clara la meta y los objetivos. 

Publicar un comentario

0 Comentarios