Enamora a los empleados de tu empresa

Resultado de imagen para marca empleadora



*Créditos: Revista Dinero
Una tendencia en el mundo de los recursos humanos actualmente, es enamorar a los empleados para que estos se conviertan en embajadores de la organización. 

Esto se conoce como Inbound Talent o marca empleadora. Este se mueve bajo la premisa de que un empleado que está contento en su trabajo, será un embajador de la empresa y, además, no solo se verá favorecida la imagen de la compañía, sino también va a mejorar su felicidad y su desempeño laboral. 

"Esto es muy importante porque genera un lazo emocional y profesional con la empresa, lo que hace que su rendimiento sea mejor y la rotación de la compañía sea ampliamente menor", explica Sebastián Obregón, CEO de WorkUniversity, una plataforma enfocada en generar vacantes laborales para estudiantes y crear contenido en torno al tema de reclutamiento y recursos humanos. 

Esto implica un cambio de mentalidad porque hoy las empresas no se deben preocupar únicamente por llenar las vacantes disponibles, sino también por atraer colaboradores y generar planes para fidelizarlos. Este empleado fidelizado será un embajador y lo más importante, lo será de por vida. 
Y, además, será un soporte muy importante en las dinámicas de liderazgo dentro de la organización, fomentando la cultura y los valores tanto de manera interna como externa. 

Colombia es un país que aún debe aprender mucho de este tema porque las empresas no saben cómo retener el talento, entonces les vamos a presentar unos consejos para comenzar a enamorar a los empleados: 

1. Atraerlos: Así como atraemos clientes, también es importante captar la atención de nuestros futuros colaboradores. Y esto es tan sencillo que solo debes identificar qué hace felices a los empleados, esto se puede hacer con las siguientes ideas: 
 - Ofrecerles la posibilidad de tomar un intercambio.
 - Dándoles herramientas de trabajo con tecnología de punta. 
 - Crear un sistema de reconocimientos para exaltar sus labores. 
 - Teletrabajo. 

2. Convertirlos: Cuando los empleados tienen su primer día de trabajo, el proceso de inducción debe ser muy efectivo para que la persona comience a ser productiva en poco tiempo. Ese tiempo de inducción es fundamental para que los nuevos se conozcan con los viejos trabajadores, conozcan la empresa y comiencen a adoptar un sentido de pertenencia por esta. Una inducción hecha a medias, generaría que la persona trabaje sin los conocimientos necesarios y se aburra. 

3. Fidelizarlos: Una vez la persona haya superado el proceso de inducción, comienza el trabajo del encargado de recursos humanos para conocer mejor a este colaborador. Entender sus necesidades profesionales y personales para hacer un plan individualizado y asegurar que se ajuste mejor a su cargo.

4. Enamoramiento: Esto se resume en convencer a la persona de que esa empresa es la mejor para su vida profesional. Para esto es importante involucrarlos, escucharlos y hacerlos responsables de tareas específicas en las cuales se sientan importantes. En este punto el empleado tiene un vínculo con la empresa tan estrecho que se convierte en embajador de la compañía y podría ser considerado para cargos de mayor liderazgo.

¿Cuáles son los beneficios del Inbound Talent?

1. Se cuenta con alguien que representa los valores y la cultura de la compañía. 
2. Un empleado embajador defenderá los productos o servicios de su empresa, además de que comparte sus publicaciones en redes sociales. 
3. Defienden con quien sea los intereses de la organización. 
4. Al ser más felices, mejoran su productividad. 

Publicar un comentario

0 Comentarios