¿Reclutar basado en lo que las personas publican?

Actualmente se ha vuelto una práctica muy común en las empresas revisar las redes sociales de los aplicantes a las vacantes para obtener alguna información extra que permita determinar qué tipos de personas son. 

Lo que los colaboradores publican en sus redes sociales puede repercutir en un riesgo reputacional para las empresas, ya que estas las personas pueden exponer a las empresas en las cuales trabajan o aspiran trabajar. 
A pesar de que esta práctica puede resultar invasiva, el revisar las redes sí puede representar en el proceso de selección un filtro ya que son la primera impresión de los candidatos. 

Sin embargo, Carolina Forero, gerente de Mercadeo y Comunicaciones en Hays Colombia, afirma que se recomienda revisar únicamente las redes sociales profesionales como LinkedIn "porque esta es una red social de trabajo, allí sí se puede encontrar información laboral, la experiencia, habilidades y las referencias". 

Como reclutadores, debemos tener en cuenta que una red social para ocio no determina si un candidato se desempeñará bien o mal en su trabajo. 
“Este filtro de las redes sociales personales no es un parámetro de evaluación confiable, pues allí no se pueden verificar o validar los desempeños laborales o las competencias de los candidatos, sino que por ellas se brinda una información de los gustos y pasatiempos de las personas, pero esta no es una práctica común”, agregó Nora Martínez, jefe de selección de cuentas estratégicas de Adecco.

Las redes aún no son 100% confiables para definir si alguien es 100% apto para un puesto o no. Los procesos de selección cuentan con muchos factores a analizar que no se ven latentes en lo que publicamos en línea. Por ejemplo, hay aspectos de la personalidad que deben ser evaluados por medio de entrevistas o pruebas psicotécnicas. 







Publicar un comentario

0 Comentarios