Trabajar desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son 17 metas que se propuso la ONU para acabar con las principales problemáticas mundiales, de cara al 2030. 
Este es un tema que ha estado en boca de todos los gobiernos e instituciones y hace parte de la agenda mundial para el desarrollo. 
Los ODS buscan cubrir todas las temáticas, desde lo social, hasta lo ambiental y económico. 
Cuando fueron instaurados, los ODS buscaron que el sector privado, el público y las demás instituciones unieran esfuerzos en pro de su cumplimiento, por esto, las empresas tienen una responsabilidad dentro de esta temática.
Según la ANDI, el papel de las empresas en este sentido se puede abordar desde 3 aspectos: 
1. Actividades filantrópicas que no se relacionan con el quehacer de la organización, pero que buscan aportar a la mejora de ciertas condiciones sociales y ambientales en los que opera o no la compañía. ¿Qué ganan con esto las empresas? Reputación, buena imagen dentro de los clientes y la sociedad. 
Por ejemplo, el Grupo Éxito tiene su propia fundación (Fundación Éxito), que se enfoca en aportar a la niñez de Colombia por medio de proyectos y las famosas Gotitas. 
2. Iniciativas vinculadas a las operaciones de la empresa, que reduzcan el impacto negativo de las mismas y potenciar los resultados positivos. En este sentido la empresa como tal gana mayor posicionamiento dentro de su target, un discurso comunicacional diferente enfocado en lo sostenible, atracción y retención de talento, fidelización de clientes, entre otros. 
Por ejemplo, WorkUniversity es una plataforma que se enfoca en presentar oportunidades laborales a los estudiantes para así mitigar la deserción estudiantil. Desde su comunicación afirman que trabajan por el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8: Trabajo decente y crecimiento económico, para aportar al crecimiento de las organizaciones por medio de la contratación de talento joven. 
3. Desarrollar productos y servicios innovadores relacionados con el sector de la empresa y que contribuyan a los ODS a su vez que generan nuevas oportunidades de negocio. 
Por ejemplo, marcas de ropa que utilizan materia prima sostenible o de agua que envasan sus productos en eco botellas. 
Todo lo anterior es planteado en cuando a los impactos operacionales, por esto, surgió el SDG (Sustainable Development Goals) Compass, una guía que busca ayudar a las empresas a contribuir con los ODS, estructurado en 5 etapas que busca facilitar a las compañías el entendimiento de cuál puede ser su aportación, así como fomentar que adquieran compromisos públicos al respecto y que comuniquen sus avances. 
Esto, además, puede representar en muchas organizaciones, el punto de partida para una estrategia de sostenibilidad empresarial. 
Los 5 pasos del SDG Compass
¿Cuáles son las ventajas de contribuir a los ODS?
Según la ANDI, estos son los beneficios de encaminar las operaciones organizacionales a los ODS: 
1. Identificar oportunidades de negocio y atraer capital. 
2. Potenciar la atracción de nuevos talentos y la preferencia de los clientes. 
3. Fortalecer relaciones con el grupo de interés, estar alineados con los avances legislativos y robustecer la prevención de riesgos.
4. Establecer sociedades y mercados. 
5. Usar un lenguaje común y contar con un propósito compartido, que facilite la coordinación de esfuerzos con los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil.

Con esto, es una gran oportunidad de comenzar a tener conversaciones para encauzar los procesos de la compañía a los ODS e instaurar una sostenibilidad empresarial que mejorará la imagen de la empresa, atraerá nuevos clientes, mejorará las relaciones externas y generará un aporte al planeta. 


Publicar un comentario

0 Comentarios