Cómo sobrevivir a la flor de los 20 años

Sabemos que el paso hacia la vida adulta no es sencillo y menos cuando estamos en la flor de nuestros veinte años. Estamos en una edad en la que no queremos que nos pongan problema para salir hasta tarde con los amigos, pero al mismo tiempo deseamos que nuestra mamá nos saque las cobijas y nos dé un besito de buenas noches. 
Estamos en una edad en la que añoramos volver a tener juguetes en lugar de deudas y tardes haciendo la siesta en vez de tardes haciendo vueltas. 
Lo sabemos, es triste, pero no es el fin del mundo, y ser adulto no es tan duro como parece.
Y a pesar de que esto representa un cambio muy significativo en nuestras vidas, desde la u, podemos comenzar a incorporar aspectos de la vida adulta para que esta no sea peor y más eterna que ver Peppa pig con tu primita de 5 años. 
Una de las cosas que podemos empezar a hacer es trabajar. ¡QUÉ! Anxious Face With Sweat on Apple  Sí, trabajar, no es taaaan horrible y, al contrario, nos puede traer muchas ventajas y beneficios a nuestra vida de semi adultos con crisis existenciales cada 15 minutos. 
Hoy te vamos a presentar las ventajas de estudiar y trabajar y por qué esto hace que nos convirtamos en adultos más exitosos que los labios de Kylie Jenner. 

1. Paga tus gastos 🤑: Trabajar y estudiar será el motivo perfecto para dejar de pedirle dinero a todo el mundo y podrás vivir menos endeudado. Además, esto le proyectará a tus padres la imagen de que eres una persona independiente, que gana su propio dinero y que se puede confiar en ti para asuntos mucho más serios. ¡Adiós deudas, hola independiencia!

2. Ahorrar: Esto ya no será algo que vemos que les pasa a los demás, pero que por algún motivo a nosotros nunca nos sale bien. A veces, la adultez parece una bola de nieve que se alimenta de nuestro dinero y que crece y crece cada día más, dejándonos sin un peso. 
Teniendo un empleo, es más fácil contar con ingresos más estables que tu ex y saber la cantidad exacta que vas a guardar para tu futuro. Ahora sí podrás hacer ese viaje que tanto quisiste o comprarte el computador de moda y regalarle a tu hermanito esa panela con la que siempre viajas. 
Esto, además, mejorará tu calidad de vida y te asegurará un futuro profesional. 

3. Aprenderás a manejar tu tiempo: Es súper común escuchar a los adultos decir que nunca tienen tiempo para nada, pero eso es un mito. Si Harry Potter pudo liberar al mundo mágico de Voldemort mientras estudiaba en Hogwarts y tenía vida social, ¿tú por qué no vas a tener tiempo para trabajar, estudiar y estar con tus amigos y familia? Todo es cuestión de organizarnos y ser estructurados. 
Obviamente no tienes poderes mágicos como Harry, pero sí cuentas con muchas herramientas para que la magia de la gestión del tiempo suceda. Te recomendamos comprar una agenda o aprovechar al máximo Google Calendar, así podrás planificar tus días, semanas y meses para poder cumplir con todos tus compromisos, destacándote siempre tanto en la u como en el trabajo. 
También recuerda guardar espacios en la semana en los que te puedas dedicar exclusivamente a ti, saca tiempo en el que te puedas consentir haciendo lo que te gusta o simplemente para echarte en la cama a comer como cerdo y ver una serie de drama adolescente (te recomendamos The Crown, no es adolescente, pero definitivamente tiene mucho drama).

4. Disciplina: No confundamos esto con ser un militar en ascenso que tiene que seguir las normas hasta para ir al baño. De nada nos sirve ser super organizados con nuestro tiempo si no sabemos aprovecharlo de la mejor manera. Ser disciplinado hay que entenderlo como ser estructurado en todo lo que debemos hacer para que nos rinda. 
Una ventaja es que al tener más obligaciones, buscamos hacer todo en el menor tiempo posible y esto desarrollará que seamos más proactivos y aprovechemos cada espacio de la mejor manera. 

5. Ganarás experiencia: Ya no tendrás la excusa de que no consigues trabajo por falta de experiencia. Una de las grandes ventajas de estudiar y trabajar es eso, aprendemos más del mundo laboral a una edad más joven. Tendrás el placer de destacar en un proceso de selección solo por haber tenido ya otras oportunidades laborales. Tú: 1, el resto del mundo: 0 Woman Tipping Hand: Medium-Dark Skin Tone on Apple

6. Tu hoja de vida tendrá mucho peso: Más que lo que pesan todas las siliconas de las Kardashians juntas. ¿Por qué? Porque te darás a conocer como profesional, mejorarás tus habilidades y, cuando te gradúes, no solo tendrás el título, sino también experiencia, ¡todo en uno! 

7. Serás independiente: Más independiente que Inglaterra saliendo de la Unión Europea. Esto porque podrás pagar tus gastos, gestionar tu tiempo y ocupar un cargo en una empresa. Ser independiente es un nivel que hay que desbloquear antes de ingresar al mundo de la adultez y por eso, hay que lograrlo lo más pronto posible. 

8. Aumenta tu red de contactos: Trabajar y estudiar permite que te rodees y conozcas a muchos profesionales del medio los cuales te ayudarán a complementar tu formación profesional y te recomendarán en caso de que lo necesites. Mejor dicho, te rodearás con gente más importante que el mismo Obama. 

Si después de leer esto quedaste con muchísimas ganas de estudiar y trabajar, te recomendamos que visites WorkUniversity, un portal en el que las empresas publican vacantes laborales solo para estudiantes, podrás filtrarlas de acuerdo a tu tiempo (si deseas trabajar en vacaciones, temporal, medio tiempo, etc.), al salario que desees, a tu ciudad y, además, tendrás muchos otros beneficios.
No dejes pasar la oportunidad de iniciar el 2020 con empleo, plata y con toda!🔥🔥🔥

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales: 
- Instagram: @workuniversity
- Facebook: WorkUniversity
- Twitter: @work_university 


Publicar un comentario

0 Comentarios