Conoce a tus trabajadores jóvenes



Con los cambios socio culturales que estamos experimentando y la transición que viven la mayoría de las empresas a raíz relevos generacionales, conseguir que la selección de personal sea exitosa es mucho más complicado. En ocasiones no es suficiente con modificar los procesos de evaluación, selección, bienestar y retención de los colaboradores, resulta indispensable tomarse el tiempo de conocer a las nuevas generaciones y preguntarse ¿por qué vale la pena contratar talento joven? En WorkUniversity, portal de empleo y soluciones para jóvenes estudiantes, te contamos cuáles son las cinco habilidades blandas que caracterizan los jóvenes, para que conozcas su potencial.
Antes de entrar en materia, es necesario resaltar que los procesos de selección se encuentran ligados inherentemente al factor humano y al contexto sociocultural en el que se desenvuelven los aspirantes, razón por la cual, antes de preguntarse por el qué van hacer las personas, hay que preguntarse quiénes son esas personas. En este sentido cobran valor las habilidades blandas, que permiten conocer las características de personalidad, relacionales y valores que definen a la persona, que son las que finalmente nos dan luces sobre cuál será su comportamiento. 
Así pues, luego de caracterizar a más de nueve mil jóvenes estudiantes, WorkUniversity encontró que su potencial se refleja en las siguientes habilidades blandas:
-          Cerca del 27,5% se identifica con la habilidad de aprendizaje.
-          Un 27% adicional con la capacidad de adaptación.
-          Otro 23% refleja su mayor virtud en el trabajo en equipo.
-          El 16% estima su autonomía a la hora de laborar.
-          Finalmente, el 14% restante prioriza la atención al público.
Estas cifras son la ilustración de las nuevas generaciones, las cuales crecieron en sociedades dinámicas, en donde el aprendizaje está al alcance de todos mediante la tecnología, al tiempo que los modelos de aprendizaje y la multiplicidad de posibilidades orientan a la autonomía, sin dejar de lado el interés por asuntos sociales, el trabajo colaborativo y la empatía.
Si bien es cierto que estas características hacen que los jóvenes tiendan a aburrirse con mayor facilidad ante cargos monótonos o inflexibles, también les permite adaptarse con facilidad a las diferentes culturas organizacionales, adicionalmente los facultan para desplegar habilidades creativas y ser más prácticos al momento de encarar las nuevas tecnologías.
En síntesis, la evaluación de las habilidades blandas es la mejor aliada para mejorar la efectividad en la selección de personal y los procesos que se asocian a esta, más cuando se trata de jóvenes, donde más allá de los conocimientos técnicos y la experiencia, se contrata a una persona, vale la pena como empresa cuestionarse, ¿es mejor enseñar a hacer o enseñar a ser? 

Para contratar el mejor talento estudiantil, recibir perfiles sugeridos y agilizar tus procesos de selección basados en habilidades blandas, llena este formulario y el equipo de WorkUniversity te ayudará a posicionarte entre el público estudiantil. 

Publicar un comentario

0 Comentarios