¡Empecemos el año con toda!

Reintegrar al personal a la vida laboral después de vacaciones puede llegar a ser tedioso o una labor compleja dentro de las empresas, más cuando la mayoría de trabajadores vienen de varios días en los cuales no han cumplido horarios, han descansado y han vivido a su propio ritmo. 

Es una tarea compleja, sí, pero no imposible. Y lo más importante es tener claros los propósitos y metas para este nuevo año. 

Es por este motivo, que presentaremos unos consejos que pueden servir a las áreas de Recursos Humanos y a la empresa en general, para lograr que sus colaboradores inicien el nuevo año laboral con la mejor actitud y mucho entusiasmo. 

1. Pensar en positivo: Realicen una actividad que les permita a todos pensar en aquellas cosas que hicieron bien en su trabajo antes de salir a vacaciones y qué cosas se deben corregir. Entre todos, discutan qué cambios deben ser necesarios para lograr mejores resultados y un ambiente laboral mucho más amigable para todos. 

2. Priorizar: Establezcan listas con las cosas más importantes que deben suceder al regreso de los trabajadores para que todos estén al tanto de por dónde deben comenzar.

3. Empalmes y transiciones: Es importante que los trabajadores que no gozaron de un descanso, estén al tanto de quiénes van a retomar labores y cuándo lo harán. Esto para que quienes mantengan al tanto de reuniones y demás aspectos a quienes están ausentes. Además, se deben garantizar los empalmes con las respectivas personas que sustituyeron a los que estaban de vacaciones. 

4. Mantener el equilibrio: No permita que el afán y el estrés por ponerse al día haga que sus empleados trabajen más de la cuenta. Esta es una oportunidad para poner a prueba toda la creatividad y brindarle a su equipo las mejores herramientas para que el inicio de la jornada laboral sea ameno y no traumático. 

Recuerda visitar el portal de WorkUniversity y seguirnos en nuestro perfil de LinkedIn

Publicar un comentario

0 Comentarios