¿Influye el tipo de universidad en la percepción de habilidades blandas de los jóvenes?


En Colombia, es común concebir la educación superior pública y la privada como dos mundos diferentes, en ocasiones diametralmente opuestos. Si bien esta idea corresponde a un estereotipo, determinado principalmente por factores económicos y la imagen desfavorable de las instituciones públicas, los rankings internacionales, como el QS, indican que la calidad educativa y el talento de los universitarios son similares en ambas esferas. Más allá de las capacidades técnicas, el uso de herramientas, las destrezas y el conocimiento, en WorkUniversity quisimos indagar si existen diferencias en la forma cómo perciben los estudiantes, tanto en el ámbito privado, como en el público, sus habilidades blandas más destacadas.

Para esta tarea, tomamos las cuatro habilidades blandas que los jóvenes han caracterizado en nuestro portal como las de mayor fortaleza y comparamos su presencia en un grupo de 1.920 estudiantes de universidades públicas e igual número en entidades privadas, con el fin de observar si el tipo de educación diferencia la concepción de las habilidades personales entre los jóvenes. Les presentamos, a continuación, los resultados de este ejercicio.

En primer lugar, de los 1.920 estudiantes de universidades privadas seleccionados, 793 manifestaron contar con la habilidad de aprendizaje, lo que corresponde al 41% de este grupo, mientras que, en el entorno público, 921 la destacaron entre sus cualidades, representando un porcentaje del 48%. Entre tanto, con relación a la adaptación, la cifra entre los jóvenes de las privadas ascendió a 806, mientras que en el grupo de las públicas se ubicó en 866, lo cual corresponde a porcentajes del 42% y 45%, respectivamente.
Por su parte, el trabajo en equipo figuró entre 705 estudiantes de universidades privadas, equivalente al 37%, cifra similar al 34% observado en las instituciones públicas, gracias a los 650 alumnos que lo detallaron como una de sus cualidades. Finalmente, la atención al público reflejó 373 apariciones en el caso de las privadas y 461 en las públicas, consolidando cifras de 19% y 24%.

En este orden de ideas, los números son claros: no existen marcadas diferencias en el diagnóstico de habilidades que los estudiantes actuales hacen de sí mismos. Esto, sin duda, marca un punto de encuentro entre ambas esferas educativas, aparentemente tan distantes en diversos aspectos, que permite entrever una mayor incidencia de factores sociales y culturales en la visión personal para encarar el mundo, que aquella que puede ejercer la educación misma e incluso las diferencias de índole económica.

Un ejemplo cercano, que puede ilustrar esta idea de manera acertada, es el malestar expresado por los estudiantes de todas las universidades ante la actual conducción del país en materia de medio ambiente, modalidades y retribuciones del trabajo y modelos de pensión, temas que impactan de forma directa la construcción de su futuro.

Aun así, cabe señalar que la presente comparación está basada en un tema de percepción, por lo cual, en la práctica, pueden existir algunas diferencias de facto entre las habilidades blandas demostradas por los estudiantes provenientes de cada tipo de educación.

¿Y ustedes, han encontrado diferencias? Los invitamos a que nos compartan sus experiencias en este aspecto.

Publicar un comentario

0 Comentarios