Los perfiles junior logran que tu empresa sea senior

¿Alguna vez te has preguntado cómo es el trabajo en una startup? 🤔

Imagina sentir el trajín del día a día, ser testigo del crecimiento exponencial, enfrentar las derrotas con la frente en alto y levantarse con más fuerza. 


Todo esto sumado a la posibilidad de aportar ideas, de ser innovador y creativo, de aprender cosas nuevas todos los días y de construir a partir de los errores y los fracasos. 

Esto y mucho más son las cosas que una startup puede aportar al crecimiento del talento y a que cada trabajador potencie todas sus capacidades. Principalmente cuando este trabajador es junior. 

Las startups son un gran escalador y creador de nuevos talentos, y los jóvenes son ese aliado fundamental para crecer en ideas y en innovación. 

En mipOS.dev tienen esto muy claro y valoran que los perfiles junior estén completamente involucrados en todo lo que hace esta plataforma que optimiza la gestión de restaurantes, bares y cafés. 

Esta empresa, creada por juniors para juniors, es el ejemplo perfecto de que la edad no es un impedimento para emprender, ya que, con 24 años, Orlando Espinoza se ha puesto al mando de esta empresa, valorada en 15 millones de dólares. 

Para él, las excusas no existen y, con esto en mente, ha sido el cerebro detrás de mipOS.dev y de Gacela Delivery, esta última empresa la pudo vender a otra empresa en años anteriores. 

Orlando Espinoza, CEO de esta startup que ha participado en Y Combinator, una de las principales aceleradoras a nivel mundial, nos cuenta un poco de su estrategia de trabajo con perfiles junior y, una vez más, demuestra el gran potencial que aportan a las pequeñas empresas, recalcando en el hecho de que son los perfiles junior los que, muchas veces, han logrado el mayor crecimiento para la empresa. 

Todo comienza desde el proceso de selección. En mipOS.dev son muy enfáticos en tener dinámicas muy claras y transparentes; el feedback juega un papel fundamental en estos procesos porque permite a las personas crecer y continuar mejorando. 

Pero, cuando se trata de conseguir perfiles junior, lo más importante es llevar la empresa a los lugares donde nos vamos a encontrar a los jóvenes más talentosos. Como en WorkUniversity, la plataforma que, por medio de analítica de datos, sugiere a las empresas los mejores perfiles de estudiantes. 

"(...) para contratar más gente junior busco en lugares donde supongo que me voy a encontrar gente con la que me gustaría trabajar con ella". 



Todo es cuestión de admiración, de contratar a esa persona con la que te gustaría trabajar siempre y de estar en el lugar correcto con las personas correctas. Esta ha sido la clave que Orlando y su equipo han implementado para contratar al mejor talento joven de una manera ágil y sencilla. 

Además, desde el día uno, buscan que la persona nueva, ese junior que muy probablemente esté teniendo su primera experiencia laboral, esté inmerso de lleno en los procesos de la compañía, esto no solo les permitirá comprender qué hace la empresa, sino también, recibir un feedback de alguien externo para determinar qué puntos pueden mejorar y qué procesos se deben corregir. 

Algo muy importante a la hora de seleccionar talento joven, es el hecho de ponerlos en el lugar del usuario, ¿por qué? para Orlando, estar en los zapatos del cliente desde el día uno, permite que el trabajador determine 3 cosas fundamentales: 

1. Identificar el valor diferenciador de la marca y ver si, efectivamente, esta presenta algo innovador a su público. 
2. Que quien vaya a ingresar sepa cómo es el trabajo con ellos, si se siente a gusto y que conozca los procesos del día a día en una startup. 
3. Ponerse en el lugar del cliente da la posibilidad de que el colaborador brinde ideas distintas y, adicionalmente, "hace que se la crean aún más". 

"Deberíamos hacerlos sentir owners, darles la autonomía va a permitir que la gente se lo tome como más propio", cuenta Orlando, mientras enfatiza en la importancia de comprender los procesos de cada uno y darle al colaborador libertad creativa y laboral.  

Ahora, una cosa es atraer a los jóvenes más preparados para aportar al crecimiento de un emprendimiento y otra muy diferente es retener ese talento para que, efectivamente, su labor dentro de la startup sea más eficiente y creativa. 

En mipOS.dev ya tienen esto resuelto y han encontrado la clave para que su cultura organizacional sea fuerte y les permita que su compañía no solo sea un lugar de trabajo, sino también un lugar de aprendizaje. 



Es por esto que Orlando valora mucho el crecimiento personal de cada uno de sus trabajadores y, desde la compañía, alientan a que cada persona siempre esté aprendiendo cosas nuevas que le puedan servir para ejercer su profesión y para su vida personal.



En mipOS.dev, a cada empleado, mensualmente se le da un presupuesto de US100 para que invierta en wellness, tecnología, cursos y demás herramientas que aporten al crecimiento del colaborador. Además, periódicamente están llevando personas que hablen a los trabajadores de temas que les puedan servir y que externos cuenten su experiencia para inspirar a los empleados y motivarlos a continuar aprendiendo.


Orlando aprovecha estos espacios para transmitirles todo lo que ha aprendido. Y es que con una trayectoria tan importante en el sector del emprendimiento, él como manager tiene muchos conocimientos que sus empleados pueden aprender para crecer en los negocios y lograr éxito. Así, se conectan todas las cosas que deben estar alineadas.

Espinoza valora mucho el hecho de que la empresa sea un lugar en el cual los trabajadores vean un balance entre sus vidas profesionales y personales

"(...) la empresa debe ser el medio por el cual los empleados tengan sus metas de vida, es la mejor filosofía para que todos estén alineados". 

Con esto en mente, mipOS.dev se proyecta como un lugar en el cual no solo se evalúe el cumplimiento de prioridades profesionales, sino también personales, y así, hacer un seguimiento oportuno al balance de cada empleado y entrar a evaluar en los casos que sean necesarios. 

Este balance, en un periodo determinado, permite que la startup no solo sea un sitio de trabajo y de aprendizaje, sino también una fábrica de jóvenes líderes acostumbrados, desde sus inicios, a ser propositivos, proactivos e innovadores. 

Sin embargo, para Orlando Espinoza, la creación de un líder empieza desde arriba y va proyectándose en los cargos medios y bajos. 

"Creo que la mejor manera de enseñar el liderazgo es touch down, o sea algo que se aprende con acciones y no con palabras. Creo que la gente que está en top debe ser muy cuidadosa porque todo lo que haces, te amplifica para abajo y si alguien ve que tú eres de tal manera, la gente repite eso y así, vas a formar líderes muy parecidos a ti".

En MipOS creen que el líder debe enseñar con el ejemplo, y más que una autoridad, es una persona que ejerce el papel de mentor o coach, "alguien que te apoye, pero no te grite"; las acciones hablan mucho y los líderes deben hacer lo que dicen porque la única manera en la que las personas aprenden, es viendo lo que otros hacen.

El reto ahora, para MipOS, es comenzar a tener procesos de selección mucho más incluyentes, quieren tener en su espacio más ingenieras, aunque el trabajo remoto les ha permitido contar entre sus trabajadores con diversidad que culturas que han alimentado el trabajo creativo.

En conclusión, los jóvenes son una pieza fundamental para el crecimiento de una startup y desde la pequeña empresa se puede potenciar todo el talento que estos tienen. Por esto, los mejores perfiles de estudiantes y jóvenes, los encuentras en WorkUniversity, la plataforma que está revolucionando la contratación juvenil y que presenta las soluciones en reclutamiento que toda startup necesita. 

Publicar un comentario

0 Comentarios