Recursos Humanos VS. Coronavirus

Estamos atravesando un momento histórico en el cual debemos adaptarnos y estar a la altura de las circunstancias.

El coronavirus nos ha demostrado de manera directa las mejoras que debemos implementar en términos laborales y, una vez más, se nos reitera la importancia de pensar primero en nuestros trabajadores. 

Hoy, más que nunca, las áreas de Recursos Humanos deben mostrar de qué están hechas y sacar a relucir esa resiliencia para que la empresa y su recurso más importante, la gente, no se vea afectado. 

Es por esto que, en medio de la crisis que estamos atravesando, queremos presentar una serie de herramientas y consejos que te permitirán ganarle la batalla al COVID-19 y volver mucho más fuertes. 

Lo primero que debemos tener presente es la digitalización, lo cual ha sido un reto para muchas empresas acostumbradas al trabajo presencial. Es importante entender que más allá de esta pandemia, el trabajo remoto será una realidad en un futuro cercano, el coronavirus solo nos adelantó a esta tendencia. Por esto, es importante capacitar a los líderes en manejo de herramientas (como Microsoft Teams, Zoom, Hangouts) y planeación a distancia (pueden mirar plataformas como Trello, Asana o Monday) y generar un plan de seguimiento que asegure la ejecución de todas las tareas y que permita mantener a la empresa a flote. Establezcan horarios de videollamadas, aprovechen más el uso del correo, generen documentos en la nube que permitan el trabajo en conjunto, adapten las metas organizacionales a la realidad actual y compártanlas y discútanlas con todos los empleados, para que estos estén al tanto. 

Tengan siempre presente que en tiempos de trabajo a distancia, la comunicación es lo más importante. 

Además, se puede aprovechar esta coyuntura para trabajar en futuras políticas de trabajo remoto que beneficien a los empleados y generen más productividad para la compañía. Esta es una manera de mantener a tu empresa a la vanguardia y un paso adelante en términos de digitalización.  

Para conocer un poco más acerca de cómo implementar estrategias de trabajo remoto, puedes leer nuestro artículo: Trabajar en tiempos de pandemia.

También, es importante comprender que esta situación es una oportunidad, por otro lado, para revisar cómo está nuestra empresa en términos de seguridad e inclusión. ¿Por qué? Porque no es un secreto que el coronavirus ha despertado una reciente discriminación hacia ciudadanos de origen asiático e incluso, hacia personas que han estado en el extranjero recientemente. 

Esto, aunque no lo creamos, genera un ambiente tenso entre nuestros empleados y es una carga emocional para los que se ven directamente afectados. Y, aunque no lo creamos, desde Recursos Humanos tenemos el poder de mitigar esta situación y generar un ambiente de respeto e inclusión en nuestra compañía. 

Todo esto, sin olvidar las políticas de seguridad que se deben tener con quienes hayan estado por fuera del país. Es momento de sacar a relucir la empatía de la empresa y pensar primero en la salud. Pueden recomendar a sus empleados que han estado por fuera, el aislamiento por 14 días, pero, al mismo tiempo, incentivar a los demás compañeros a estar pendientes de estas personas, a hablarles, compartir con ellos de manera virtual y que todos se sientan compenetrados. 

Siguiendo con esa política del cuidado por el otro, es bien visto que desde los altos mandos de la organización sean los primeros en demostrar esa empatía y ese sentimiento de preocupación por los colaboradores. Una buena práctica que se puede implementar es que, una vez a la semana, se les pregunte cómo se han sentido o en qué necesitan ayuda. Comprendamos que esta es una época de crisis económica y que, por la tensión, muchas personas se pueden ver con alteraciones en su ánimo, recayendo en problemas psicológicos como estrés o ansiedad. 

Así que una buena manera de mantener el orden y los equipos unidos, es simplemente preguntarle al otro "¿cómo está?" o "¿cómo te sientes?". Muchas veces estas palabras pueden hacer la diferencia. 

Estamos en medio de una situación en la que necesitamos estar más unidos que nunca y ponernos en los zapatos del otro. Además, pueden implementar una estrategia de ayudas materiales a los empleados menos favorecidos. (Por ejemplo: la Universidad Pontificia Bolivariana creó el programa Mercados UPB, con el cual, quien lo desee, puede donar alimentos para los trabajadores y estudiantes que más se han visto afectados por la crisis). 

La intención es generar estrategias que muestren el lado más humano de la compañía. 

Finalmente, la crisis causada por el COVID-19 es otra oportunidad para mejorar los canales de comunicación de la compañía. En una época de incertidumbre, es importante mantener informadas a las personas y dejar todo muy claro. No solo con los colaboradores, sino con clientes, proveedores e incluso, con candidatos a puestos de trabajo. 

Comunícate con las personas que estaban en proceso de ingresar a tu compañía, cuéntales qué pasará con sus procesos de selección, mantenlos igualmente informados de alguna novedad en temas de reclutamiento y deja muy claras las medidas que se adoptarán durante y después de la crisis. 

Con esto, podrás combatir de una mejor manera el coronavirus y ganar la batalla en esta situación que nos ha puesto a prueba, pero tambíén ha representado la oportunidad de mejorar en muchos aspectos. Cuéntanos tú qué estás haciendo para ganarle la batalla al coronavirus. 

Recuerda publicar tus vacantes de manera gratuita en WorkUniversity.


Publicar un comentario

0 Comentarios